viernes, 8 de octubre de 2010

Aprender a tocar guitarra

Nunca es tarde...

Cualquier persona puede aprender a tocar la guitarra sin importar la edad. Por
supuesto que un niño que aprende a tocar puede llegar muy lejos... o
abandonarlo rápidamente. La juventud tiene una gran energía, pero con frecuencia
poca paciencia y disciplina y esas son precisamente las virtudes necesarias para
tocar la guitarra. Un adulto puede carecer de tiempo o de energía, pero su interés
y paciencia pueden obrar maravillas.
Cualquier persona puede aprender a tocar la guitarra sin importar la edad. Desde
adultos hasta personas bastante mayores, encontrarán en la guitarra un nuevo
reto.
Una ventaja de aprender a tocar la guitarra siendo mayor es que ya se conoce
bastante música. Esto brinda un panorama muy claro para quien empieza a tocar
la guitarra como adulto, pues le queda muy claro qué quiere tocar.
Mucha gente piensa que tocar la guitarra requiere muchísimos años. Ciertamente
que con el paso del tiempo se van mejorando las habilidades, pero lo básico
puede aprenderse en 6 meses, y en un par de años puede tocarse algo de muy
buen nivel.
Uno de los mayores motores para tocar la guitarra está en la motivación y en la
constancia. Una persona adulta puede ser muy constante, y su avance le irá
motivando más y más.
Una ventaja muy grande de tocar siendo adulto, es que uno suele tener una
situación económica menos apretada que la de un estudiante, por lo que puede
acceder con mayor facilidad a instrumentos de mejor calidad, que son
determinantes para aprender correctamente.
Decidirse a tocar la guitarra es el comienzo de un camino estupendo y divertido
que brinda una cantidad innumerable de satisfacciones. ¿No sería fabuloso tocar
nuestra canción favorita? ¿No sería muy gratificante tocar canciones con los
amigos?
Al tocar la guitarra hay muchas barreras, pero la menos válida de todas es la
edad. ¡Nunca es tarde para empezar!

Hablemos de Guitarras

La guitarra forma parte de la familia de los instrumentos de cuerda y se puede decir que, hoy día, es el instrumento más extendido por todo el mundo. Sus orígenes no están muy claros.
Existen teorías que defienden que el instrumento antecesor de la guitarra fue intro­ducido en España durante la invasión de los moros en el Siglo VIII, sin embargo, otras teorías defienden que sus orígenes se remontan hasta la época de los grie­gos, los cuales crearon un instrumento con cierta apariencia a la guitarra actual aunque de bordes rectos y 4 cuerdas que fue copiado y modificado por los romanos y que, según otros autores, fue el que se introdujo en España por el año 400 a.C.
Pero también existen documentos que prueban que en época de los hititas (1.300 a.C.), ya existía un instrumento de 4 cuerdas que, además, presentaba unos bor­des curvos.
Sea cual sea su origen, fue a finales del siglo SVIII y principios del siglo XIX cuando apareció la primera guitarra con una apariencia muy similar a la actual guitarra clásica, de la cual han derivado las demás guitarras que, hoy en día, existen (acús­tica, eléctrica, etc.).
Destacan fabricantes como Antonio Torres, quien implantó el diseño de los refuer­zos en abanico por la parte inferior de la tapa e introdujo una caja más grande, aunque del mismo peso y con curvas más amplias allá por el año 1.780. Desplazó el puente a una posición más alta y aumentó la profundidad de la caja. Hoy día la mayoría de los fabricantes utilizan las modificaciones introducidas por Torres. Las guitarras de flamenco presentan algunas diferencias con res­pecto a la guitarra clásica o española: menor altura de las cuerdas que facilitan la percusión y la velocidad, mayor ligereza y una o dos placas llamadas golpeadores que protegen la caja.

Estructura de la Guitarra

La guitarra clásica moderna consta de los siguientes elementos:

- Cuerdas: La guitarra clásica consta de seis cuerdas que toman su nombro según el sonido que producen cuando se tocan al aire.

Las cuerdas se enumeran desde abajo hacia arri­ba (tomando como referencia la posición normal de coger la guitarra para tocar), de la siguiente forma:
1.       Cuerda: Sonido al aire Mi
2.       Cuerda: Sonido al aire Si
3.       Cuerda: Sonido al aire Sol
4.       Cuerda: Sonido al aire Re
5.       Cuerda: Sonido al aire La
6.       Cuerda: Sonido al aire Mi
La 1 cuerda es la de grosor más fino. El grosor va aumentando progresivamente desde la 1 si a la 6, siendo esta la más gruesa. Antiguamente se fabri­caban a partir de tripa de animal, pero en la actua­lidad el material que se utiliza es el nylon. La 4, 5
y 6 son de hilos muy finos de nylon envueltos en metal. La 1 cuerda (por ser la más fina) y la 4 cuerda (por tener la envoltura de metal más fina), son las que más tienden a romperse por la tensión que adquieren.
El tiempo de vida de las cuerdas es muy variable, dependiendo de la calidad de las cuerdas, uso del instrumento, etc. Por lo general, unas cuerdas en buen estado pueden durar unos 4-5 meses si son de buena calidad y se le da bastan­te uso al instrumento. Se pueden utilizar algunos trucos como el de frotar las cuerdas con un paño impregnado en jabón de sosa cáustica y luego secarlas bien cuando las cuerdas están un poco sordas, con esto se consigue alargar un poco más su buen estado, pero lo ideal es cambiarlas completamente.
Un aspecto muy importante de las cuerdas es su correcta afinación, tema que desarrollaré más adelante. Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es que si se va a guardar el instrumento sin utilizarlo durante algún tiempo, convie­ne aflojar las cuerdas, ya que si se guarda con las cuerdas tensas nos podemos encontrar, al ir a cogerlo, que la tensión ha hecho que el puente se haya despe­gado unos milímetros de la caja. También se debe colocar la guitarra en posi­ción vertical inclinada unos 15 hacia atrás, de manera que la boca y las cuer­das queden de frente.
Clavijero: Su función es la de sostener y tensar las cuerdas, para ello consta de un mecanismo compuesto por un tornillo (sin fin) que hace girar un  eje donde van enrolladas las cuerdas.
Estos ejes poseen un agujero central por el que se introduce el extremo de la cuerda, de manera que sin hacer ningún nudo, se vuelve a introducir por el agujero.

De esta forma al darle vueltas a la clavija, la cuerda se va tensando sobre sí misma repartiendo el tensado sobre toda la extensión de la misma, con lo que es más difícil que se rompa que si la tensión estuviera solamente repartida en un punto.
Es muy importante mantener en buen estado las clavijas, es una zona muy delicada ya que soportan una gran tensión. Para mantenerlos limpios y suaves se pueden emplear cualquier spray de aceite desengrasante, teniendo la precau­ción de secar bien después para que el aceite no penetre en la madera y no quo don restos, para que las partículas de polvo no formen ninguna masa de suciedad.
Cejuela: Es una pieza de forma alargada que va incrustada entre el clavijero y el mástil de hueso o madera dura. Sirve de puente a las cuerdas, permitiendo la separación entre ellas y fijándolas gracias a unas ranuras que lleva en su parte superior. La mayor o menor altura de la Cejuela regula la suavidad o dureza del instrumento. Es muy importante que las ranuras de este puente estén en perfecto estado, su deterioro por el tiempo, etc. ocasiona que las cuerdas se aproximen más hacia el mástil, lo que puede ocasionar que al vibrar las cuerdas rocen con los trastes (cerdean) produciendo distorsiones en el sonido.
Diapasón: Es una pieza alargada de madera y forma aplanada que cubre el Mástil por la parte superior. Está divido en espacios delimitados por unas barritas incrustadas de metal llamadas «Trastes», generalmente a estos espacios también se les llama Trastes. Cada traste representa una nota musical, al igual que ocurre por ejemplo en un piano, donde cada tecla representa una nota (blancas=notas naturales, negras=sostenidos). La progresión dentro de la es­cala musical que siguen los trastes es de un semitono o 1/2 tono.
Esta sería una representación gráfica con sostenidos del Diapasón desde el traste 1 hasta el 12, se podría realizar uno igual sustituyendo los sostenidos por su bemol correspondiente (por ejemplo en lugar de Fa# sería Solb). Puedes observar que al llegar al traste 12 se repiten los sonidos pero a una octava más alta.
Un dato muy importante a tener en cuenta con respecto a los trastes, os que cuando se pisan con los dedos, se debe hacer lo más cerca posible a la varilla metálica.
Ten en cuenta que lo que hace obtener el sonido de la nota deseada no es el contacto de la cuerda con el traste, sino el contacto de la cuerda con la varilla metálica.
Por ejemplo si queremos obtener el sonido Fa en la 6 cuerda, el lugar correcto donde se debe pisar es el marcado con un círculo rojo, cómo se puede ver el circulo está lo más cerca posible a la varilla, con lo que la presión es muy suave y el sonido más limpio que si se hiciera más al centro del traste.
Los trastes, sobre todo en las guitarras que usan cuerdas metálicas, también tienen su desgaste; cuando este desgaste es muy superficial, se puede recurrir a quitar todas las cuerdas y lijar ligeramente la superficie de los trastes con papel de lija fino (metálica), teniendo la precaución de que el lijado sea por igual, quedando los trastes todos al mismo nivel. Pero cuando el desgaste es más profundo se debe recurrir a cambiar todos los trastes, normalmente se deben cambiar una vez al año (dependiendo del uso de la guitarra), y esto es conve­niente que lo realice una persona con experiencia.
Cuerpo: El cuerpo o caja de resonancia es la parte principal y fundamental de la Guitarra, está formado por la tapa superior o tapa armónica, la tapa inferior y los costados. Es el encargado de amplificar los sonidos que se producen al tocar l; 1s cuerdas, cuando estas se golpean se produce una vibración que es recogida por el puente y se transmite a la tapa del cuerpo (que debe ser de una madera blanda), la vibración que produce esta tapa es recogida y amplificada por el cuerpo de la guitarra, sonido que sale a través de la boca.
En la calidad del sonido influyen muchos aspectos, calidad de la madera, barnices, calidad de las cuerdas, dimensiones del cuerpo, etc.
Puente: Pieza alargada y estrecha situada sobre la Tapa Armónica a poca distancia de la Boca, es donde se fijan las cuerdas antes de colocarlas y tensarlas el clavijero. El sistema de colocación es similar al del clavijero: se introduce el extremo de la cuerda por los agujeros que hay situados en el puente, este extremo se vuelve sobre sí mismo con 2-3 vueltas sobre la cuerda, de manera que el extremo quede situado en la parte inferior del puente con la punta Lacia abajo. Tensando la cuerda para que no se suelte del puente se lleva el otro extremo hacia el clavijero y se tensa como se explicaba anteriormente. Para graduar la altura de las cuerdas en la parte superior del puente nos encontramos con una pieza de hueso o pasta llamada Selleta.
Hasta ahora hemos visto los componentes que forman la guitarra clásica o española, pero estos componentes suelen tener algunas modificaciones en el resto de guita­rras, y también aparecen otros que no tiene la guitarra clásica.

Cuerdas metálicas: El material de estas cuerdas suele sor el acero, son características de las guitarras acústi­cas, eléctricas y bajos (estos poseen sólo 4 cuerdas y son más gruesas). Las guitarras acústicas, además de poseer las cuerdas metálicas, tienen un cuerpo más gran­de, que el de las guitarras clásicas, lo que proporciona un sonido más fuerte. Nos podemos encontrar guitarras acús­ticas de 6 y 12 cuerdas.
Este clavijero es el típico de las guitarras eléctri­cas y bajos, el sistema de fijación de las cuerdas es similar al del clavijero de la guitarra clásica.
Estos controles nos lo vamos a encontrar principal­mente en las guitarras eléctricas y bajos.
Sirven para controlar el nivel de agudos y graves, y el volumen. Algunas guitarras acústicas y clásicas tam­bién se pueden amplificar, aunque el sistema de con­troles que llevan esas guitarras son diferentes tienen la misma función.
También se puede observar la palanca del Selector, cuya función es la de activar las diferentes pastillas.
Pastillas magnéticas: Son las encargadas de recoger el sonido producido por las cuerdas y transmitirlos a un amplificador. Generalmente las guitarras eléctricas tienen más de 1 pastilla.
Palanca del Trémolo: Sirve para modificar la altura honora de las notas mientras se toca. Si se sube se tira hacia atrás del puente, con lo cual se estiran las cuerdas y se sube de tono, si se baja disminuye la tensión de las cuerdas y baja de tono. Se usa principalmente para crear efectos de distorsión y también para efectos de vibración
Este es el puente característico de las guitarras eléctricas. Su sistema de fijación es distinto al de las guitarras eléctricas. Se puede ver también donde se inserta la Palan­ca del Trémolo.
También existen una serie de accesorios como puede ser un Amplificador de Sonidos, característico y necesario para las guitarras Eléctricas y Bajos, aunque también se pueden conectar a él las Guitarras Acústicas y Españolas.
Otro accesorio muy utilizado es la Pedales de Efectos que se conecta entre Amplificador y la Guitarra, nos permite crear un gran número de efecto como Distorsiones, Coros, etc. En definitiva una gran variedad de accesorios que nos permiten ajustar y modificar el sonido a nuestras preferencias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada